Robert Gober

Robert Gober. Esculturas de la sexualidad fragmentada

.

.

 Mujer versus Hombre de Concha Reviriego Almohalla

Tentada por las plabras y por el uso que, socialmente, hacemos de ellas, he querido mostrar en esta entrada el significado que en nuestro mundo damos a la plalabra mujer; y,  por oposicón, a la palabra hombre.¿Qué significa el término mujer?

Según el diccionario de lengua castellana: (fem.) Persona hembra. // A diferencia de “niña”, persona hembra adulta.// En el lenguaje corriente, para designar a las mujeres se  emplea unas veces “mujer” y otras “señora” u otro tratamiento. 

¿Qué significa el término hombre?

Dice el mismo diccionario: Del latín “homo”// Véase: “humano, humilde, homenaje, homicida, omecillo“// Nombre calificativo genérico. Se aplica a los individuos de nuestra especie. A los adultos de ella. A los individuos de sexo masculino de ella.

De las expresiones o frases que acompañan a la palabra hombre, como “hombre público”, “hombre de bien”, “hacerse hombre”; y a la palabra mujer, como “mujer de su casa”,  etcétera,  aparecen en el diccionario que consulto las cantidades siguientes:

Cuarenta frases para el término “hombre”.   

Doce para el término “mujer”, de las cuales:

Ocho significan prostituta. 

Una significa: casarse con un hombre. 

Una: mujer de su casa.

Una: exclamación para dirigirse a niñas o a mujeres a las que no se trata con especial respeto.  

Una: nombre de un pez.

Ningún significado similar aparece en el caso del término “hombre”. Tampoco entra en su definición la calidad de “macho”  en la especie humana.

Algunos ejemplos que, aunque conocidos por estudiantes y gentes interesadas en la materia, conviene resaltar:

HACER UN HOMBRE: Guiarle o ayudarle eficazmente a situarse en la vida.

HACER UNA MUJER: (no figura)

HACERSE  HOMBRE: Crearse una posición en la vida.

HACERSE MUJER: (no figura) (Significa en el habla vulgar y cotidiana: menstruar por vez primera: O sea, apta para concebir)

MUJER PÚBLICA: Mujer de punto. Mujer de la vida. Prostituta.

HOMBRE PÚBLICO: El que interviene activamente en la política.

Baste con estos ejemplos para evaluar el modo en el que la mujer y el hombre, somos conceptuados en nuestra cultura actual. El diccionario es de uso corriente del español Y podríamos consultar otros de otras lenguas, que, probablemente, las definiciones no serán muy dispares.

Está claro que con el sexo se nace, con el género se aprende la cultura donde se ha nacido.

Si cruzamos estas definiciones de “mujer” y de “hombre” con la entrada de “genero femenino”, culturalmente definido, entenderemos mejor la idea que subyace en  el lenguaje cotidiano. Los ejemplos se multiplican.
Ponga el lector los que estime oportuno o recuerde.

Vienen a mi memoria:

HOMBRE ZORRO: avispado, listo, hábil para los negocios…

MUJER ZORRA: prostituta.
BACHILLER:  grado de bachiller.
BACHILLER/ A: se aplica a la persona que habla mucho con pretensiones de saberlo todo. Se aplica particularmente a las mujeres: listillo/a, marisabidilla, sabihondo/a; resabio/a…
“LAS MARÍAS”: asignaturas “fáciles”, “sin importancia” (gimnasia, labores, dibujo…); por oposición a las “fuertes”(matemáticas, física, geografía, latín, literatura…)

13 comments

  1. La defensa de la dignidad de la mujer exige un enfrentamiento continuo con las tendencias involucionistas de gran parte de la sociedad. El diccionario de la RAE, punto de partida del artículo, refleja siempre un estado del lenguaje anterior a su publicación. En este caso, el desfase entre la realidad social y la presencia de la mujer en el diccionario es abismal. La sociedad va muy por delante de la vetusta Academia, cuyas butacas no están ocupadas por mujeres (salvo un 5% a titulo testimonial). Esta situación tan lamentable debe cambiarse mediante cuantos mecanismos correctores sean necesarios.
    No se trata de imponer un “lenguaje políticamente correcto” sino, de una vez por todas, utilizar el lenguaje correcto.

  2. Sí. Es cierto. El lenguaje ya “criba” suficientemente la realidad, porque la aprendemos y la aprehendemos a través del lenguaje verbal y gestual: Los símbolos…¡ah..los símbolos! ¡cuánto poder encierran!
    Las butacas de la Academia y ¡tantas otras butacas! Y tantas posiciones sociales en las que, una mujer sigue siendo puesta por los demás al lado de (su marido) y/o por debajo de él.
    Por ejemplo: un matrimonio de licenciada y obrero. ella será tratada como obrera .
    Un matrimonio: hombre liccenciado, mujer obrera, ella será tratada como licenciada.
    Este caso, que es muy actual, se daba antes y se da, hipócritamente, en muchos de nuestros medios habituales.
    Lo políticamente correcto no es más que “el qué dirán” de toda la vida, como la “cuestión de imagen”. Aparentar que se se es lo que se lleva, o lo que se acepta o se “debe ser” en el ambiente en donde se está.
    Cambio de palabras no implica siempre cambio de forndo. Es solo una cuestion de imagen.
    Que se diga los/las amigos/as… no me oarece adecuado. Quizás porque me resultan cargado e innecesario.
    Sin embargo, me parece adecuado y mejor que se nos respete a los mujeres por lo que somos, personas.
    La idea del diccinario es la idea de la calle. Son frases d ela calle, del habla común.
    ¡Cuántas veces hemos oído eso de: las mujeres todas puetas, menos mi madre y mi hermana!
    En bromas o en veras..
    ya sé que todos los hombres no son así.
    También sé que toda slas mujeres tampoco.
    Porque el habla configura nuestra forma que entender y conocer le mundo, así es que tanto hombres como mujeres resultamos “machistas” por educación patriarcal, aunque luego, con nuestra cabecita linda pense,mos y cambiemos el modo de pensar y de actuar. Sobre todo, a mi entender, es necesario cambiar el modo de actuar.
    Pues de nada sirve cambiar la splabras si no cambiamos los hechos.
    Eso creo yo…

  3. Jesús, sobre escultura no puedo opinar. carezco de conocimientos para ello. En lo tocante a la sociedad, puedo añadir algo. Por ejemplo, si piensas en la sociedad como un todo único y esa “unidad” las rompes en trozos desiguales, en fragmentos, ¿qué ocurre?: Te encuentras con muchos trozos, quizás después imposibles de volver a unir…Quizás imposible de volver a formar ese conjunto social unificado.
    En el caso de la framentacion social , hasta donde yo sé, se refiere a las minorías que se han impuesto a la antigua desigualdad. En ésta los pobres eran pobres y ya está. Los dominados o explotados, lo eran sin más.
    Ahora, somos: mujeres, megros, esclavos, sin empleo, sin techo, los gays, los inmigrantes pobres (porque los ricos, aunque sean inmigrantes, no se suelen señalar cuando se habla de “inmigrantes”).. Es decir, que esos “muchos individuos pobres y de diferentes genéros” sin poder -de ahí que se les llamae “minorías” auqnue numéricamente sean cuantiosos- se quedan reducidos a muchos pequeños grupos más pequeños y enfrentados entre sí.
    Más o menos, esa es la idea de fragmentación social.
    No sé si en lo tocante a la escultrua puede hablarse de algo parecido.
    me gustaría que contestara alguien de arte y que pudiera informarnos de esto.

  4. Hola , en concreto con las esculturas de Gobert Rober entiendo que se experimenta una sensación de trauma sexual , como una sexualidad rota insatisfecha así como una vivencia del género (en este caso femenino) no resuelta o fragmentada. Son esculturas muy personales con un discurso autobiográfico que se alimenta de sus propios fantasmas de identidad.
    Creo que todavía no ha entendido el sexo sin las etiquetas habituales de homo, etero o bi…

  5. Gracias por tu aclaración.
    Yo tenía una idea sin idea; o sea, un lío.
    Veía un trozo de cuerpo femenino -el único que según dicen algunos les interesa a muchos- y una pierna peluda de ejucutivo, más o menos molón, que ha sido troceado/engullido por la sexualidad de la mujer.
    Según he leido, parece ser que al cambiar la actuación pública de la mjer, ser más independiente y vivir susexualidad abiertamente ha ocasionado disfunciones erótico/sexuales en algunos hombres. Estos suelen ser hombres que, en el fondo de sí mismos, no aceptan que una mujer posea sexo y pueda vivirlo tan entero y tan completo como cualquier otro ser humano. Y donde digo mujer, puede ponerse también a los bi, a los homo… O sea, a todos los humanos a los que dentro de las estrecheces de una concepcioón de la sexualidad “patriarcal” se nos negaba bajo pena de expulsión de la sociedad: fuese por hundimiento personal (la sensación de culpa) o por rechazo social (marginación de por vida), o de formas aún peores (acabar en un psiquiátrico de los de antes) por ejemplo.

  6. O sea, que la fragmentación de la escultura es, si entiendo bien a Symonsalyno, una sexualidad sin hacer, sin madurar, sin satisfacerse; y una relación hombre-mujer conflictiva.
    Y si entindo bien a Concha, una rotura de la idea del “macho dominante” de la tradición.

  7. Un macho dominante roto por unos hombres y por unas mujeres que le hemos dicho “no”. Una idea patriarcal que desechamos. Hacemos de la vida y de la sexualidad otro uso. No nos satisface y nos engrandece como personas dejarnos aplastar o anular (que es lo que se ha hecho con las mujeres sobre todo). Y, como consucuencia de ese cambio de ideas y de forma de vida -socialmente aceptadas hoy día- , algunos hombres tienen problemas cuando de tratar con mujeres se trata. Y, por lo que yuo l eentiendo a Symonsalyno, tienen problemas en aceptar que existen otros modos de relacionarse entre los hombres y las mujeres que no son nuevos en la humanidad, pero si en la aceptación social de modo genralizado.

    De escultura no sé nada. Así es que poco puedo aportar.
    Un saludo

  8. Desde luego no creo que el macho dominante que pare la mujer esté en decadencia, creo que domina cada vez más y con más sutileza. Esta pieza representa a una mujer arrinconada y como bien dices Concha, sin las partes que menos interesan, en una posición bastante frágil, justo en el momento de parir de piernas (parto complicado) a un ejecutivo especulador.
    Esto me hace pensar que la guerra de los sexos lo impregna todo y que hasta que no veamos la sexualidad sin géneros ni etiquetas no nos quitaremos esta lacra. Creo que el sexo no es homo ni etero ni bi, el sexo es SEXO, NO IMPORTA CON QUIEN NI COMO NI DONDE. Cuando nos desprendamos de los encasillamientos y los prejuicios empezaremos a respetarnos en lo que somos y no en lo que pensamos que somos. Esto es Jesús, lo que creo que es una sexualidad fragmentada, desde luego inmadura e insatisfecha, rota en trozos compartimentados y etiquetados. Creo que si viviéramos en una sexualidad desinhibida entenderíamos mejor a la mujer y al hombre como personas integrales en las que lo femenino y lo masculino conviven a partes iguales.

  9. Añado: Todo esto lo he elucubrado yo solito. Dándole vueltas a lo de la fragmentación, la sexualidad, las mujeres… Que es verdad nos llevan de cabeza; por lo que es. Pero si estamos con ellas y nos liberamos -porque la liberación femenina tiene que ser también masculina- si no… lo de siempre, mal rollo…
    Pero si las aceptamos y las queremos y as ayudamos en esa pelea por levantar cabeza, bajando la nuestra un poco hasta nivelarnos, entonces funcionaremos todos mejor.

  10. Jesús, totalmente de acuerdo contigo sobre lo de liberarse de ataduras de antigua raigambre los hombres también.
    Todos estamos en el mismo barco. A los hombres os afecta de un modo y a las mujeres de otro. En gran parte es una cuestión de educación desde la infancia.
    Es mi opinión. Que hay niños a los que sus madres no les dejan hacer nada en casa “porque son chicos, y eso son cosas de mujeres”; y al revé. Por otra aprte, a las niñas les inculcan que deben casarse, servir a un hombre y cuidar de los hijos. Sin más.
    Y esto es resultado actual de encuestas actuales.

  11. Symonsolayo. de acuerdo.
    Siempre pienso en ese “tercer sexo” que llamó alguien porque nacen con los caraceteres sexuales no tan claramente definidos.
    Pásata por mi blog, y lee “Gala”. Increíble
    El sexo se aprende como todo lo demás.
    Lo msimoq ue a amar.
    nacemos con esas disposiciones/ cualidades… o como lo llamemos, pero cómo se ama, a quién, cuando y cómo… eso es cultural.
    saludos.

  12. Este debate está interesante.
    Yo opino:
    Mujeres arriba. Hombres arriba. Todos arriba. Y la moral que no decaiga.
    A ese escultor de la “fragmentación” no lo conocía yo … Pero ese clase de escultura no me mola mucho.
    Recuerda mucho al ready mady, a Duchamp. ¡Hace un siglo de eso! ¡Un siglo!… Entonces tenía más sentido que ahora. Digo… Entonces debió ser un choque grande. Ahora ya debemos ir más allá.
    Por eso he entrado, proque me gusta que vosotros, al comentarlo, vayais más allá de los significó poner en una exposición una rueda de bicicleta; o un inodoro.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *