La víctima, de 53 años, cayó de una altura de siete metros

Polígono de Hontoria./El Norte
Polígono de Hontoria

No nos hemos enterado por los medios de comunicación generalistas en horario de máxima audiencia ni porque le hayan hecho un homenaje como víctima de una negligencia del sistema actual de seguridad laboral. Nos hemos enterado porque hemos buscado mucho para encontrar la noticia. Son noticias que no interesan, no son mediáticas y , seguramente, están silenciadas de forma malintencionada.

Esta es la noticia y los medios que la publican: El Norte de Castilla

Un hombre de 53 años, vecino de Madrid y nacido en Venezuela, falleció este lunes tras sufrir un accidente laboral en el polígono de Hontoria, según confirmaron fuentes de la subdelegación del Gobierno en Segovia. El accidente tuvo lugar en la avenida Segovia del polígono de Hontoria en torno a las 8:30 horas y está siendo investigado por la Inspección de Trabajo de la Junta de Castilla y León.

Según la llamada de alerta al 112, la víctima se encontraba en las instalaciones de una empresa del polígono de Hontoria cuando se percató de que una de las uralitas del tejado no estaba fijada correctamente y corría el riesgo de desprenderse como consecuencia del fuerte viento que azotaba la zona a esa hora de la mañana. Por causas que todavía están bajo investigación, el hombre cayó desde el tejado, a unos siete metros de altura, hasta el suelo.

Cuando llegaron los servicios de emergencia al lugar del suceso encontraron al hombre en el suelo consciente y con respiración, pero no hallaron medidas de seguridad como arneses que podrían haber evitado su caída. Tras ser atendido por los servicios de emergencia fue trasladado en ambulancia al Hospital General de Segovia, pero finalmente falleció como consecuencia de las heridas sufridas.

Seis el año pasado

Se trata, según señala el coordinador provincial de Comisiones Obreras, Álex Blázquez, del primer fallecimiento en accidente laboral en 2020. El año pasado seis trabajadores perdieron la vida en su puesto de trabajo.


Este es nuestro homenaje y nuestra rabia contenida ante este nuevo “accidente laboral” injustificado y evitable en este mundo cargado de alta tecnología que, por lo visto, solo se usa para dar más rendimiento y plusvalía al capital, pero que no sirve para evitar accidentes ni para dar más seguridad a los trabajadores y trabajadoras en su lugar de trabajo.

Por ello pedimos a tod@s l@s trabajador@s que no asuman riesgos inútiles, que nos revelemos contra la dejadez de las empresas en temas de seguridad y no dejemos que el chantaje nos ponga en peligro de muerte. También queremos mandar un abrazo solidario a todas aquellas víctimas de esta lacra que han tenido la “suerte” de no morir en el accidente pero que han quedado imposibilitados para seguir haciendo una vida normal con todas sus posibilidades intactas. Nuestro apoyo y cariño para ell@s y sus familias.