Fallece un trabajador al caer una grúa en Astilleros Zamakona de Santurtzi

La víctima es un vecino de Santurtzi de 60 años. Ya son once los trabajadores que han muerto en lo que va de año en Euskal Herria.

No nos hemos enterado por los medios de comunicación generalistas en horario de máxima audiencia ni porque le hayan hecho un homenaje como víctima de una negligencia del sistema actual de seguridad laboral. Nos hemos enterado porque hemos buscado mucho para encontrar la noticia. Son noticias que no interesan, no son mediáticas y , seguramente, están silenciadas de forma malintencionada.

Esta es la noticia y los medios que la publican: eitb

Accidente laboral en Santurtzi. Foto: Iker Salgado
accidente laboral en Santurtzi. Foto: Iker Salgado

Un operario, vecino de Santurtzi de 60 años de edad, ha fallecido en el Puerto de Bilbao tras desplomarse la grúa de grandes dimensiones que manejaba, según han informado fuentes de la Ertzaintza.

El accidente se ha registrado pasadas las 17:15 horas de la tarde en las instalaciones portuarias, en Santurtzi, en la zona en la que se encuentra radicada la empresa Astilleros Zamakona.

Al parecer, la grúa estaba transportando un silo de pintura de varias toneladas, y al elevarlo, ha cedido y se ha desplomado. Al lugar se han desplazado efectivos de emergencias de la Policía vasca, así como bomberos y varias ambulancias.

El fallecido, gruista, llevaba 30 años en Zamakona y trabajaba en una subcontrata.

Este es el segundo fallecido en accidente laboral en Bizkaia en 24 horas tras el trabajador muerto ayer en Galdakao al caerle encima una pieza en una empresa.

Así, ya son once los trabajadores que han muerto en accidentes laborales en lo que va de año en Euskal Herria.


Este es nuestro homenaje y nuestra rabia contenida ante este nuevo “accidente laboral” injustificado y evitable en este mundo cargado de alta tecnología que, por lo visto, solo se usa para dar más rendimiento y plusvalía al capital, pero que no sirve para evitar accidentes ni para dar más seguridad a los trabajadores y trabajadoras en su lugar de trabajo.

Por ello pedimos a tod@s l@s trabajador@s que no asuman riesgos inútiles, que nos revelemos contra la dejadez de las empresas en temas de seguridad y no dejemos que el chantaje nos ponga en peligro de muerte. También queremos mandar un abrazo solidario a todas aquellas víctimas de esta lacra que han tenido la “suerte” de no morir en el accidente pero que han quedado imposibilitados para seguir haciendo una vida normal con todas sus posibilidades intactas. Nuestro apoyo y cariño para ell@s y sus familias.